Albert Camus: "A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad."

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Exploración y colonización de América. Consecuencias de los descubrimientos en España, Europa y América.

Tras el primer viaje de Colón en 1492, en tiempos de los Reyes Católicos, y por el tratado de Tordesillas, en 1494, todo un nuevo mundo se abrió ante los españoles, los portugueses y otros europeos después. Se sucedieron durante décadas muchas flotas de poblamiento hacia las Antillas (La Española, Cuba,Jamaica)o Panamá, y sobre todo de exploración y conquista de nuevos territorios y rutas: Río de la Plata (Mendoza), el Pacífico (Núñez de Balboa), las costas caribeñas y Ojeda, el Orinoco...
Mapa de Juan de la Cosa, 1500.
Pero sin duda, las grandes conquistas, vinieron en época de Carlos V. Hernán Cortés lo hizo con el poderoso Imperio Azteca entre 1519 y 1521, derrotando a Moctezuma y ocupando Tenochhtitlán, y  adueñándose de un territorio inmenso. El virreinato de Nueva España será uno de los ejes del imperio español, y servirá de base para futuros viajes, desde Florida a California, pasando por el Mississippi (Hernando de Soto)
Tenochtitlán, capital del imperio azteca
Por su parte, otro extremeño, Francisco Pizarro dirigirá la conquista del altiplano andino, el imperio inca, enfrascado en una guerra civil por el trono de Atahualpa, entre 1527 y 1533. Lima se convertirá en la capital del virreinato del Perú, desde el que se explorará Chile(Almagro, Valdivia) el Amazonas (Orellana) o se fundará Buenos Aires (Juan de Garay). También hubo viajes y expediciones absolutamente increíbles como las de Cabeza de Vaca o Lope de Aguirre.

La primera vuelta al mundo: En los mismos años de la conquista de México por Cortés, cinco barcos liderados por el portugués Magallanes, sucedido por el vasco Juan Sebastián Elcano tras su muerte, completarán un viaje increíble y durísimo, bordeando América y recorriendo el Pacifico hasta Filipinas y las islas de las especias, volviendo luego por el Índico, África y el Atlántico. En 1522 una sola nave y un puñado de hombres demostraban la esfericidad de la tierra y su auténtica dimensión.
Los conquistadores, muchos de ellos hidalgos, segundones o aventureros, firmaban capitulaciones con la corona para legalizar su viaje, que financiaban ellos mismos, colonizando y evangelizando a los indígenas, la mayoría de las veces con extrema violencia. El ansia de oro y riquezas era el motor de la conquista.

La administración territorial se organizará  al ejemplo de la península, a partir de los dos virreinatos, máxima institución de gobierno, completándose con gobernaciones, capitanías generales, municipios o cabildos y Audiencias de justicia.  La sociedad, profundamente desigual,seguía un sistema de castas, la encabezaban los penínsulares, seguidos de criollos, españoles nacidos en América, los mestizos, indígenas y esclavos, además de múltiples mestizajes entre ellos, de los que es testimonio la diversidad étnica actual de América.

Todas estas conquistas tuvieron unas consecuencias nefastas para los pueblos indígenas, que sufrieron una auténtica catástrofe demográfica entre las guerras de conquista, la dureza del trabajo impuesto y sobre todo las enfermedades que traían los europeos. Además fueron sometidos a un brutal proceso de aculturación, imponiéndoles un credo, una lengua y una organización social y económica en la que eran meros siervos de los colonos,obligados a trabajar en minas y haciendas mediante el sistema del repartimiento, la encomienda o la mita.


Los abusos sobre los nativos motivaron las airadas denuncias de Antonio de Montesinos o Bartolomé de las Casas, así como una amplísima legislación desde el principal órgano administrativo en la península, el Consejo de Indias ( leyes de Burgos, leyes nuevas) y un gran desarrollo del futuro derecho internacional (Francisco Vitoria). Pese a todo, los abusos continuaron, y gran parte de la discutida leyenda negra española se nutre de esta situación, desgraciadamente comunes en todas las empresas colonizadoras hasta nuestros días.
Desde la casa de Contratación en Sevilla se organizaba todo el comercio, a través del sistema de flotas,  manteniendo un estrecho monopolio de los productos americanos (principalmente oro y plata de las minas de Zacatecas o Potosí) y aplicando el quinto real, impuesto sobre los beneficios obtenidos. Esta inmensa cantidad de metales propició la revolución de los precios en la península, lo que unido a que servían para pagar las múltiples guerras de la monarquía hispánica, y a la falta de estímulo por el trabajo hundió la escasa industria española y arruinó a los castellanos.
Sevilla en el siglo XVI, puerto de entrada a América

Los colonos españoles llevaron la economía monetaria, su idioma, que adquirió una belleza y variedad únicas gracias al aporte indígena,métodos y cultivos a América, trigo, vid, caña de azúcar, ganadería que se desarrolló extraordinariamente, caballos, vacas, ovejas, y crearon múltiples ciudades, con universidades y catedrales imponentes.
De América llegó a Europa el maíz,el tomate, el pimiento, la patata, el cacao, el algodón o el tabaco, pero sobre todo cambió la concepción del mundo, estimulando el desarrollo intelectual, la cartografía, la navegación, el comercio internacional, las ciencias naturales (botánica, fauna). Cuando el Galeón de Manila realice la conexión entre Asia y América, se puede afirmar que la primera globalización había llegado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario