Albert Camus: "A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad."

sábado, 19 de enero de 2013

Patriotas, nacionalistas y cuentas en Suiza.

Resulta curioso que los que hablan de la patria, ondean banderas y nos dicen que hemos vivido "por encima de nuestras posibilidades" sean siempre los que tengan cuentas en paraísos fiscales, evadan impuestos y cobren en sobres con dinero negro. El viernes negro del partido popular de ayer ,18 de enero de 2013,  puso fin a unas semanas de escándalos,corrupción, guerras internas y dimisiones em las que cada vez queda más claro el fin de ciclo en el que vivimos. Las valientes movilizaciones de trabajadores de la sanidad pública, Telemadrid, Roca y muchos otros se siguen sucediendo en una marea que no cesa, porque no puede terminar hasta revertir la situación. El hartazgo de la ciudadanía, la constatación por parte de los ingenuos que votaron por un "cambio", de que estamos gobernados por una mafia al servicio de las grandes corporaciones y de su interés personal es palpable. Los actos reivindicativos, políticos, informativos, así como las convocatorias y manifestaciones de partidos, sindicatos y movimientos sociales y ciudadanos  aumentan, cada vez atraen a más personas y generan un tejido social alternativo al del poder. Los que se dicen patriotas, catalanes o madrileños son siempre los que menos defienden a los habitantes de sus construcciones mentales llamadas naciones. Hablan de España (o Cataluña, o Euskadi ....) pero no de los españoles, de los catalanes y de sus problemas, de la miseria en la que cada vez vive más gente, de los 6 millones de desempleados, en muchas familias que no pone la calefacción porque no puede pagarla, que pasa hambre, que sufre sus enfermedades ignorados por los gobernantes de este obsoleto régimen.
La derecha, la oligarquía,defiende sus intereses y los de los que consideran los suyos,  sus únicas banderas son sus cuentas bancarias. Sólo así podemos explicar que se eliminen servicios de urgencias por un ahorro de 1 millón de euros mientras el que fuera tesorero del partido popular tenía 22 millones en un banco suizo.
Ancianos que mueren por no llegar a un hospital mientras engominados sin escrúpulos se lo llevan crudo.
No matan directamente, pero lo hacen sus acciones, sus ideas, su avaricia y miseria,  y por eso hay que acabar con ellos, es una cuestión de mera supervivencia, eso en el paleolítico o en The Walking Dead lo tenían claro. Mayoría en la calles, en las urnas, que sientan que somos muchos más, y como decía Alberti y cantaba Paco Ibáñez: " a galopar hasta enterrarlos en el mar.
Así que nunca más me digáis que amáis a vuestro país mientras odiáis a sus habitantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitantes

clocks for websitecontadores web